Termina reunión en Bonn sin avances significativos respecto al cambio climático

7-Septiembre-2015, Bonn, (Tercera Información)- Una vez más las declaraciones de intenciones quedan muy lejos de los compromisos reales para afrontar el reto del cambio climático.

Las negociaciones siguen aún hoy muy lejos de lograr el objetivo acordado en la cumbre de Copenhague de limitar el calentamiento global a 2ºC siguiendo las recomendaciones del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), que indica que de superar este límite el planeta incrementa sustancialmente su temperatura de forma muy rápida poniendo en peligro la supervivencia planetaria.

La falta de iniciativa y ambición de los copresidentes de la reunión sitúa el desarrollo de los acuerdos en un evidente bloqueo. La ausencia de avances supone un gran peligro para lograr en París un acuerdo lo suficientemente ambicioso, ya que el objetivo inicial de incluir gran parte de las medidas recogidas en la sección 3 dentro de las secciones 1 y 2 no ha ocurrido.

La presidencia casi ausente de las negociaciones se ha limitado a tomar nota de los posicionamientos de las partes, sin forzar acuerdos. Además de concluir con un texto sin la contundencia necesaria donde se recogen muchos posicionamientos que ni tan siquiera son capaces de limitar el calentamiento global a menos de 4ºC.

Además, a pesar de los tímidos avances, la incapacidad de forzar la movilización de los fondos necesarios para iniciar el camino a la adaptación y afrontar las pérdidas y daños complica alcanzar un acuerdo efectivo en París.

Para Ecologistas en Acción se ha perdido un tiempo valiosísimo en discusiones a ninguna parte, donde no se atisban medidas reales que sean capaces de lograr el horizonte en 2050 de prácticamente cero emisiones. Las pocas medidas efectivas quedan relegadas a una sección del texto que mucho tememos no será abordada en París. A menos de tres meses de la cumbre las negociaciones deberían haberse avanzado, por lo que calificar el texto acordado como la “base negociadora” o como “las piezas del puzle” es una muestra de lo lejos que estamos de alcanzar un acuerdo efectivo. La longitud y complejidad del texto y de las opciones aportadas hacen muy difícil que haya tiempo de negociación suficiente para que se logre un acuerdo entre los 196 países.

Aún queda una reunión previa para la preparación de la cumbre de París, que será este octubre en Bonn. La presidencia ha acordado en el plenario final que antes de que empiece la sesión de negociaciones se presentará un nuevo texto de negociación. Con este mandato para la presidencia, se corre el riesgo de que buena parte de la sección 3 sea eliminada, cerrando así un acuerdo muy poco ambicioso y de mínimos.

Como señala el IPCC el tiempo de actuar se agota, y solo una apuesta real y compromisos ambiciosos y vinculantes pueden lograr frenar el colapso climático limitando el calentamiento global a 1,5ºC, para lo que sería necesario el cambio del sistema de producción y consumo y la implementación de medidas de justicia climática, a través de los fondos de adaptación, y pérdidas y daños.